Category Archives for Teoría musical

Figuras musicales dentro del pentagrama

Las figuras musicales dentro del pentagrama

La música es algo que va más allá de ser capaz de tocar la nota correcta, depende del ritmo, de los silencios y de la duración de estas mismas notas. Así, debemos aprender a distinguir qué duración tienen las figuras musicales y sus silencios cuando tocamos con un compás de 4/4.

En vez de cargarte con un artículo más largo explicando el resto de los compases binarios, si aprendes este, será capaz de sacar los demás compases binarios como 2/4 y 6/8 por simple deducción. De igual manera, se incluyen las figuras musicales de las notas y sus silencios más comunes correspondientes a este compás. Antes de entrar en materia, te dejamos con una tabla con las figuras musicales por si quieres consultarlas directamente.

Las figuras musicales: La unidad de compás

Un compá​​​​s dentro de la música es la figura musical que está compuesta por varias unidades de tiempo: una redonda, una blanca, una negra, una corchea o una semicorchea. Estos se indican al comienzo de la partitura o después de una doble barra cuando el compositor quiere que cambiemos de compás dentro de la misma obra. Un compás es una fracción que nos indica cuantas notas distintas caben dentro de él, o la cantidad de figuras musicales que pueden completarlo.

El tiempo específico de un compás se determina interpretándolos números que aparecen en la fracción. Usemos como ejemplo el compás de 4/4, el numerador, indica el valor de la nota de pulso básico de la música. Aquí interpretamos que el 4 del numerador nos indica que es un cuarto de tiempo, por tanto, es una negra. Mientras que el denominador nos indica cuantas de estas notas aparecen en un compás (4). Por tanto, el compás de 4/4 es una figura musical dónde aparecen cuatro negras.

Existen distintos tipos de compases, dependiendo de si se clasifican por las formas que forman pueden ser: binarios, ternarios y cuaternarios. O si se clasifican de acuerdo con la división binaria o ternaria de cada pulso surgen los compases simples (subdivisión binaria) y los complejos(subdivisión ternaria).

El compás de 4/4

A lo largo de la historia de la música han surgido distintos tipos de compases entre los que podemos destacar: el compás de 9/8, el compásde 3/4, el compás de 6/8 y el de 2/4. Sin embargo, de todos ellos, el compás4/4 es uno de los más usados en la actualidad.

Como ya habíamos visto en el ejemplo de cómo interpretar el significado de un compás, sabemos que un compás de 4/4 representa una figura musical dónde hay cuatro negras. Ahora bien, no es obligatorio que todas las notas sean negras, sino que se pueden usar combinaciones de figuras musicales que den como resultado 4 tiempos:

  • 1 blanca + 2 negras = 4 tiempos
  • 2 negras + 4 corcheas = 4 tiempos
  • 8 semicorcheas + 4 corcheas = 4 tiempos, etc.

Las combinaciones se pueden hacer mucho más complejas, dependiendo de la intención que haya tenido el compositor cuando creó la obra.Pero no importa que tan compleja sea, siempre que conozcas las figuras musicales correspondientes a sus notas y silencios no tendrás problemas.

Los valores de tiempo de las notas y sus silencios

Conocer el valor de cada figura musical es necesario para cualquier músico, pues aprendidos de manera correcta los podrás aplicar a cualquier compás. Por tanto, si no conocías los valores de las figuras musicales anteriores, aquí te dejo una guía corta sobre los más importantes.

Primero debemos comenzar determinando que parte del compás es la que determina su cantidad de tiempos. Esta es el denominador, o sea, el número inferior. Aquí tienes que pensar en los valores de las notas y sus silencios, no en el compás. Cada una tiene su propio valor:

La Redonda

IMAGEN

Esta figura musical se representa en el pentagrama con la forma de un círculo. Su duración es igual a la de cuatro negras, o sea, cuatro tiempos, cubriendo todos los tiempos disponibles en un compás de 4/4. Por tanto, una vez que es incluida, no cabría ninguna otra figura musical. El valor de silencio correspondiente a esta nota, al igual que para las siguientes, será el mismo que el de su duración.

La blanca

IMAGEN

Una blanca es la mitad de una redonda: dos tiempos. Por tanto, puede combinarse con otra blanca, dos negras u otras notas menores, siempre y cuando la suma de estas sea igual a dos tiempos. Tiene la forma de una plica sin adornos con una cabeza en forma de nota ovalada hueca. Su silencio es igual a dos tiempos.

La negra

IMAGEN

Una negra es la unidad de tiempo básica, siendo igual a un tiempo. Por lo que puede combinarse con otra negra y una blanca, tres negras más o una combinación que dé como suma tres para completar el compás de 4tiempos. La forma de la negra es casi la misma que la de la blanca, solo que la cabeza es una nota ovalada negra. Su silencio es de un tiempo.

La corchea

IMAGEN

Se representa usando una plica y un corchete, su duración en un compás de 4/4 es la mitad de una negra, medio tiempo. Se puede combinar con blancas y negras, siempre y cuando se cumpla que la suma total sea 4 tiempos.Su silencio es medio tiempo.

La semicorchea

IMAGEN

Su duración es de un cuarto de tiempo, la mitad de una corchea y tiene la forma de una nota negra con una plica y dos corchetes. Es decir, que para completar un compás de 4/4 solo con semicorcheas son necesarias16, pero igualmente se pueden combinar, con blancas, negras y corcheas. Su silencio dura un cuarto de tiempo.

Existen más notas y sus silencios, tanto superiores (cuadrada, longa y máxima), así como menores (fusa, semifusa, garrapatea y semigarrapatea). Sin embargo, las superiores no caben dentro del compás de 4/4y las segundas se usan muy poco, por requerir un nivel de digitación solo alcanzable por músicos realmente virtuosos (casi Nivel Dios).

¿Te resultó difícil aprender la duración de las notas y sus silencios para el compás de cuatro? Espero que no y que con este conocimiento puedas sacar los compases de 2/4 y 6/8. Ahora solo debes practicar un poco más leyendo obras cuyas partituras estén escritas en un compás de 4/4 para que no olvides nunca estas figuras musicales.

Intervalos musicales: guía visual para principiantes

Es posible que en más de una ocasión hayas escuchado comentarios del tipo: “Si estudias las notas de esta partitura, verás un intervalo de sexta disminuida”. Si no comprendiste a que se referían, no desesperes: en esta guía conocerás que son los intervalos y cómo puedes usarlos.

Si eres principiante, debes tener en cuenta que es imposible entender, por ejemplo, los acordes, sin estudiar antes los intervalos. Es como tratar de calcular sin saber los números y los signos. Vamos allá.

Qué es un intervalo musical

La música como arte se nutre de tres elementos significativos: armonía, ritmo y melodía. No obstante, hay ciertos elementos que le son comunes. Nos referimos, por supuesto, a los intervalos.

Del mismo modo en que las magnitudes elementales (masa, tiempo, etc.) se califican según sus propias medidas, la música también emplea ciertos recursos para calcular sus rasgos. Por ejemplo, uno de los más conocidos es el pulso, mediante el cual podemos medir los tiempos musicales. De igual forma, existe una manera para medir la relación que se establece entre dos notas musicales: otra vez, el intervalo.

Cuando hablamos de intervalo nos referimos al contraste de la altura entre dos sonidos. Este concepto contiene lo mismo a los sonidos que suenan todos a al mismo tiempo (como los acordes), y a los que se ejecutan de manera continua como las melodías.

La expresión numérica para representar un intervalo es, por lo general, una proporción simple. Si tomamos la relación que se establece entre dos sonidos situados a distancia de quinta justa, será siempre de 3 tonos y medio. Pero eso lo abordaremos con mayor profundidad más adelante.

Podríamos decir entonces que un intervalo se forma cuando suenan distintos sonidos, y cuando en estos se producen distintas frecuencias.

Cómo medir intervalos musicales paso a paso

Hasta aquí todo claro. No obstante, surge una pregunta. ¿Cómo calculamos la diferencia que se produce entre la altura? O, en otras palabras, ¿se puede medir un intervalo?

La respuesta es que sí: un intervalo puede medirse. La forma más común es enumerando los tonos y semitonos que se hallan entre el par de notas que conforman esta pausa musical. Lo primero que hay que hacer para descubrir la tonalidad del intervalo que deseamos medir, es determinar cuál es la primera de las notas que aparecen.

Por ejemplo, si en un pentagrama hay un par de notas, y la primera es FA y la otra es SI, lo más lógico es afirmar que nos encontramos en la gama de FA mayor. En otras palabras, partiendo de la nota más grave encontraremos siempre la tonalidad.

A continuación, veremos que también se pueden emplear otras maneras para nombrar a los intervalos, y esto se logra comprendiendo los elementos por los que están formados: los tonos y los semitonos.

Tono y semitono

Cuando hablamos de tono y semitono nos referimos a la distancia reglamentaria que existe entre dos notas, siempre según el modelo de las escalas occidentales. Estos tienen diferentes maneras de distribuirse. El semitono es la distancia más pequeña que se establece entre las dos notas. En una guitarra, por ejemplo, se encuentra en la distancia entre un traste y el que le sigue (o también entre una cuerda al aire y el traste número uno).

Tipos de semitono y tono

Existen dos clases de semitono:

Cromático: Las dos notas que constituyen el momento de semitono se llaman igual.

Diatónico: Las dos notas que constituyen el momento de semitono tienen nombres diferentes.

Ahora bien, la diferencia ambos tipos no es sonora, sino en su escritura. Las sumas de dos semitonos forman un tono. Si tomamos las notas DO y RE en un piano, ambas están distanciadas por un tono, mientras que las de MI y FA solo las separan un semitono. Como en los procedimientos de la música occidental los semitonos separan las notas, tenemos que entre las letras DO y RE aparece entonces una nota intermedia.

Si nos fijamos en el teclado de un piano, las teclas negras se colocan en la parte superior, entre dos piezas contiguas. Es interesante notar que, por cada nota separada por un tono de la sucesiva, existe una tecla negra que las divide.

Identificando el tipo de intervalo

Por lo general un intervalo no se designa de acuerdo a los tonos y semitonos que lo componen (aunque también puede hacerse), sino que se establece una disposición numérica, en dependencia de la cantidad de notas de distancia que hay entre los sonidos. Cuando hablamos de notas nos referimos a las siete que todos conocen: DO-RE-MI-FA-SOL-LA-SI, en contraste con los 12 semitonos que coexisten entre todas ellas.

Para numerar un intervalo se cuenta el total del número de notas que comprende (contando aquellas que constituyen dicho intervalo).

Clasificación de los intervalos

Para clasificar un intervalo debemos tener en cuenta el orden por el cual se cataloga a cada uno de ellos. Por lo tanto, los intervalos pueden ser: Mayor, Menor, Justo, Aumentado o Disminuido.

Una indicación a tener en cuenta: Los intervalos de 4ª, 5ª y 8ª pueden ser justos, disminuidos o aumentados. Solo la 8ª puede ser justa. Los intervalos de 2ª, 3ª, 6ª y 7ª pueden ser mayores o menores.

Para comprenderlo mejor, un intervalo de 4ª no será nunca menor, como tampoco será justo uno de 3ª. Además, cuando usamos los denominadores “aumentado” o “disminuido”, es importante tener en cuenta que pueden ser utilizados en cualquier intervalo. Es por eso que los intervalos aumentados poseen un semitono más que su concerniente intervalo Mayor. Por el contrario, aquellos que son disminuidos comprenden un semitono menos que su intervalo inmediato Menor.

Por supuesto, existen otras formas de catalogar los intervalos musicales.

Una buena ilustración sería que, aunque sabemos leer y escribir, no necesitamos tener una preparación absoluta en ramas como la gramática para tener una buena ortografía. De todas formas, estudiamos principios básicos como los elementos que conforman una oración, el lexema, etc., siempre con la intención de mejorar nuestros conocimientos.

De igual manera, trabajar con la teoría de los intervalos nos ayuda a entender la formación de los acordes sin tener que penetrar mucho en conceptos más complicados. Si nos dicen que un acorde tiene una fundamental, una 5ª justa y una 7ª menor, sabemos que nos encontramos ante la presencia de intervalos.

Signos musicales: todo lo que tienes que saber

Los signos musicales son el lenguaje universal de la música. Con ellos podrás leer e interpretar cualquier pieza escrita por un compositor de cualquier parte del mundo, debido a que estos transcienden las barreras idiomáticas. Por tanto, tu formación como artista musical estaría incompleta y limitada si no eres capaz de al menos comprender los signos musicales más básicos. Pensando en esto, te traemos una pequeña guía de los más comunes.

Existen decenas de signos musicales para retratar las complejidades y ritmos que un compositor quiera darle a su obra. Sin embargo, hay unos cuantos que se repiten de manera constante en todas las composiciones.

El pentagrama

IMAGEN

Este es el elemento básico de una partitura, debido a que es en el pentagrama donde se colocarán todos los signos musicales. Este está compuesto por cinco líneas y sus respectivos espacios intermedios que serán donde se colocarán los siete tonos de la escala diatónica. Este puede expandirse en caso de que ser necesario hasta contar hasta cuatro líneas adicionales, dos encima y dos debajo.

La clave de Sol

IMAGEN

Dentro de la música vocal moderna y la notación musical, la clave de sol es la más usada y generalmente se emplea para representar los sonidos agudos. La forma de este signo musical se basa en una espiral parecida a una G que va unida a una especia de S.  La espiral apunta a la segunda línea del pentagrama contando de abajo hacia arriba, indicando que dicha línea es la de Sol.

La clave de Fa

IMAGEN

Este signo musical con la forma de una F estilizada con dos puntos que señalan que la segunda línea del pentagrama, contando de arriba hacia abajo corresponde a Fa. Es una clave que se usa por lo general para representar sonidos graves como los producidos por el bajo eléctrico y el contrabajo.

Las notas musicales

IMAGEN

Estas son la base de la música, debido a que su mezcla con ritmos y silencios componen la totalidad de la música que escuchamos a diario, sin importar el género. Para lograr estos ritmos, a las notas se le deben asignar valores, así como silencios y ligaduras.

Las ligaduras de prolongación

IMAGEN

Como bien dice su nombre, las ligaduras de prolongación son signos musicales que se usan para prolongar una nota. Está puede ser una ligadura, cuando dos notas unidas entre sí se tocan como si fueran una sola. Ligadura de expresión, esta indica que las dos notas deben tocarse de manera ininterrumpida, esta, a diferencia de las ligaduras normales pueden unir a notas de distintas expresiones. También existe el legato, que indica que las notas cubiertas por este signo se tocan sin articular una separación a través de la interrupción del sonido.

El arpegiado

IMAGEN

También llamado acorde roto. Este es como un acorde, solo que las notas son tocadas de manera secuencial, generalmente de una manera ascendente. Es muy fácil de realizar con la guitarra, en la que basta con colocar el acorde que desees y tocar desde su nota más grave hasta la más aguda.

Silencios

IMAGEN

La longitud de un silencio no es absoluta, sino que viene dada en proporción a la duración de las otras notas y silencios. Aunque, es común usar una negra (la duración de un cuarto de nota), como unidad de tiempo básica. Tomando esta medida como referencia los tiempos pueden ser: máxima (32 tiempos), longa (16 tiempos), cuadrada (8 tiempos), redonda (4 tiempos), blanca (2 tiempos), negra (1 tiempo), corchea (1/2 tiempo), semicorchea (1/4 tiempo), fusa (1/8 tiempo), semifusa (1/16 tiempo), garrapatea (1/32 tiempo) y semigarrapatea (1/64 tiempo).

Compases seguidos con silencio

IMAGEN

Cuando tocamos una pieza junto a otros músicos, este signo nos indica que debemos esperar en silencio el número de compases que se indican. Generalmente el silencio dura seis compases, pero puede alargarse tanto como quiera.

El calderón

IMAGEN

También conocido como corona o fermata, es un signo musical que indica la prolongación de manera indefinida de una nota o de un silencio. Su duración varía según la voluntad del intérprete y se suele colocar para señalar un alto en el tempo.

Las síncopas

IMAGEN

Estos signos musicales están destinados a romper la regularidad del ritmo, acentuando una nota en un lugar débil o semifuerte de un compás. Las síncopas pueden ser regulares o irregulares, perteneciendo a esta última categoría cuando la duración entre ambas partes de la síncopa no duran el mismo tiempo.  Las síncopas son la base rítmica de estilos musicales como el jazz y otros ritmos afro-americanos.

Las alteraciones

IMAGEN

Estos signos musicales modifican la altura de una nota que le siguen en la misma línea del pentagrama dentro de una nueva medida. Estás alteraciones pueden ser:

  • Do bemol, disminuye el tono de la nota en dos semitonos cromáticos.
  • Bemol y medio, disminuye el tono en ¾.
  • Bemol, disminuye el tono de una nota en un semitono.
  • Semibemol, disminuye el tono en ¼.
  • Becuadro, modifica el tono de un sostenido o bemol anterior según la clave representada al principio del pentagrama.
  • Semisostenido, aumenta el tono de la nota en ¼.
  • Sostenido, aumenta el tono de la nota en un semitono.
  • Sostenido y medio, aumenta el tono de la nota en ¾.
  • Doble sostenido, aumenta el tono de la nota por dos semitonos cromáticos.

Las alteraciones de precaución

IMAGEN

Son alteraciones que quedan encerradas entre paréntesis, ya sean bemoles, sostenidos o becuadro. Esto se hace porque algunas veces un pasaje es demasiado difícil y a la hora de interpretarlo podemos no darnos cuenta de que están alteradas. Por tanto, es importante que recordemos que si en un compás hay una nota con una alteración accidental, y existen más notas iguales dentro del mismo, hay que alterarla también.

Las armaduras de clave

IMAGEN

Las armaduras son un signo musical que define las alteraciones que tendrán las notas en ese espacio o línea. Si no hay ninguna armadura en el pentagrama, se puede interpretar que es do mayor/la menor, aunque también puede significar que es una armadura neutral.

Las armaduras de clave pueden ser armaduras de bemoles, que disminuyen un semitono la nota de la línea o espacio correspondiente, determinando si la tonalidad es menor o mayor. Las armaduras de sostenidos provocan el efecto inverso, aumentando un semitono la nota de la línea o espacio correspondiente. Ambas armaduras se verán afectadas por la cantidad de bemoles o sostenidos que haya en cada una.

Signos de repetición

IMAGEN

Estos signos musicales le sirven al compositor para indicar que el pasaje dentro de los signos de repetición se debe repetir desde el principio.

1ra y 2da vez

IMAGEN

Cuando aparecen en la partitura, estos signos musicales lo que nos indican es que tenemos que ir hasta el signo de repetición y, cuando repetimos, saltarnos la casilla número uno, para ir a la segunda.

El compás

IMAGEN

El compás determina la medida de la música. Y se representa con dos números, uno encima del otro. Dentro de la música moderna, los compases más comunes son: 4/4, 3/4, 2/4 y 6/8. Aunque existen otros compases, como el 9/8, estos casi no se usan en la actualidad.

Abreviación de repetición de compases

IMAGEN

Una vez que el compositor ha escrito la parte de la pieza que quiere que se repita más adelante, usa estos signos musicales para no tener que volver a escribirlo todo. Estos signos se pueden poner en tantos compases como queramos y tienen la misma función que las comillas.

Matices dinámicos

IMAGEN

Estos son signos musicales que suelen aparecer debajo de los pentagramas y son usados por el compositor para señalarle al interprete la intensidad con que desea que se toque el pasaje señalado. Estos matices pueden ir desde el pianississimo (extremadamente suave) al fortississimo (extremadamente fuerte), existiendo el sforzando que es literalmente una intensidad brusca. De igual manera, los matices pueden indicar un incremento gradual del volumen (crescendo) o, inversamente, disminuyendo de manera gradual el volumen (decrescendo o diminuendo).

Octava alta y octava baja

IMAGEN

A veces, es necesario agregar notas que son demasiado agudas o demasiado graves y el compositor no desea agregar líneas adicionales a la partitura. Para lograr esto se auxilia de los signos musicales de octava alta y octava baja, que al colocarse sobre una nota indican que deben aumentarse o disminuirse en una octava el tono de la nota.

El trino

IMAGEN

Este signo musical corresponde a un adorno que modifica el patrón de alturas de una nota individual. El trino específicamente, es una alteración rápida entre la nota específica y el tono o semitono más alto dentro de su duración. Cuando al signo del trino le sigue una línea horizontal ondulada, significa que es un trino largo.

Mordente

IMAGEN

El mordente es otro adorno musical parecido al trino pero donde se ejecuta de una manera rápida la nota escrita alternada con su nota superior (mordente superior) o inferior (mordente inferior). Un ejemplo sería Do, Si, Do, Si, Do.

Como debes haber notado, los signos musicales no son difíciles de aprender una vez que los has estudiado lo suficiente. Una vez aprendas los que aparecen aquí, serás capaz de leer con facilidad la mayoría de las partituras que caigan en tus manos.

>