Como afinar una guitarra | Guía completa

Una de las habilidades principales que como guitarrista debes dominar es la de afinar correctamente tu instrumento. Al fin y al cabo, no importa que tan bien seas capaz de tocar la guitarra: si está desafinada y fuera de tonalidad, nadie querrá escucharte.

Desarrollar la experiencia para afinar es duro para un principiante, pero nos puede salvar en más de una ocasión. Existen varios métodos, y no siempre se emplean los mismos. Exploremos algunos de los más conocidos.

Cómo afinarla de oído

La clave para aprender a afinar una guitarra de oído es la práctica diaria. Si tu guitarra desafina mucho dará una lectura equivocada, y eso no es buena señal. Por ello, conviene entrenar el oído una y otra vez, hasta dominar la técnica a la perfección. Después podremos apoyarnos también en los afinadores electrónicos, lo cual no descarta su uso como apoyo en las primeras etapas del aprendizaje.

El secreto para afinar de oído está en girar las clavijas que corresponden a cada cuerda hasta que el sonido suene igual a uno de referencia. El problema básico radica en descubrir si nuestro instrumento suena más agudo o más grave que el propio sonido referencial. Una vez detectado, solo queda volver a girar la clavija hasta aproximarse al sonido esperado.

Las referencias pueden ser muchas: un teclado, otra guitarra o cualquier instrumento que produzca una nota Mi de registro equivalente al de la primera cuerda. Con la nota de referencia afinamos la quinta cuerda, y entonces la cotejamos con métodos como el de cuerdas al aire o la afinación por armónicos naturales.

Cómo afinarla con afinadores

Para un principiante que no tiene el oído musical lo bastante desarrollado, el recurso más simple y fiable para afinar su guitarra es el de utilizar un afinador electrónico. Por suerte, los afinadores electrónicos son sencillos de adquirir y sus precios son bastante accesibles. Una opción muy recomendable son las aplicaciones para dispositivos móviles, que se encuentran en la red a precios económicos, o incluso gratis.

Sin embargo, uno de los obstáculos que golpean a muchos aspirantes a guitarristas es que no entienden los símbolos que traen incorporados los afinadores. Es importante comprender este sistema para dominar todas las posibilidades que ofrecen y aprovechar bien nuestro tiempo de estudio.

Los afinadores emplean el sistema de notas anglosajón o americano. En este, no se utilizan las conocidas notas musicales DO RE MI FA SOL LA SI, sino que se emplean letras, que son C D E F G A B. Entender esa correspondencia es de vital importancia, pues Internet ofrece mucho contenido basado en ella. Por ejemplo, si al tocar una cuerda aparece D en el afinador, esto significa que la nota que se está ejecutando es un RE.

Otro punto significativo para utilizar el afinador es el de dominar la disposición original de las notas. Si olvidamos este detalle, no habrá forma de saber cómo subir o bajar la afinación de la cuerda para alcanzar la nota necesaria. Además, así evitamos el error de afinar una cuerda con un sonido que no es el suyo, ¡y hasta impedir que se rompa también!

Existen varias clases de afinadores digitales, y cada una de ellos ocupa un lugar y funciona de una manera específica. A continuación, veremos cuáles son los tres más recomendables.

El top 3 de afinadores

En la actualidad los afinadores electrónicos o digitales son, como vimos antes, una de las mejores opciones. Estos no son más que aparatos que muestran mediante una indicación visual el contraste entre el sonido ejecutado y la referencia total que es la nota. El afinador digital tradicional es el inconfundible cajón con una pantalla, micrófono y, en algunos modelos, entrada de audio para enchufar el cable de la guitarra.

1-      Aplicaciones para dispositivos móviles

Al usar una app convertimos nuestro Smartphone en un afinador portátil que podemos llevar a todas partes. Su desventaja es que las apps son afectadas por el sonido ambiental. Lo recomendable es que, si vamos a afinar la guitarra en un lugar muy ruidoso, usemos otro tipo de afinador electrónico.

Sin importar cuál sea el sistema operativo de tu Smartphone o Tablet, en cualquier tienda de aplicaciones se encuentran un gran número de aplicaciones para elegir. Una de las mejores es DaTuner Lite. Esta tiene la ventaja de ser gratuita y se desempeña muy bien. También puedes optar por GuitarTuna, que es bastante intuitivo y muy popular entre los estudiantes de guitarra.

2-      Afinador de pinza

Como lo dice su nombre, este afinador trae una pinza incorporada para colocar el afinador en la cabeza del instrumento. Es común que también tenga un medidor de vibración en la pinza, para captar el sonido que emite la guitarra. Casi siempre es portátil, por lo que se puede guardar en el estuche sin ningún tipo de problemas. Al contrario de las apps, es perfecto para afinar en ambientes ruidosos, pues es su sensor de vibración el que capta el sonido, y no un micrófono.

Uno de los afinadores más recomendados es el Snark SN5X. Es muy simple de usar y bastante barato también. Otro que puedes probar es el D’Addario NS Micro Clip-On Tuner. Una de las mejores cosas que tiene es que, al ser tan pequeño, se puede fijar en la guitarra y pasa casi desapercibido.

3-      Afinador de pedal

Si tienes la suerte de tener una pedalera, puedes aprovechar para añadirle un afinador de pedal. Aunque son más caros que los de pinza, ofrecen la ventaja de poder afinar en las pausas entre canciones, sin tener que estar buscando otro afinador para acoplarlo a la guitarra.

Existen varios, pero dos de los más recomendables son el Korg Pitchblack, que es muy fácil de usar, y el el Boss TU-3. Este último es un clásico que lleva muchos años en el mercado y que muchos guitarristas profesionales emplean con excelentes resultados.

¿Ya sabes que afinador pretendes utilizar? Si es así, enhorabuena. Aunque estos no sean varitas mágicas que garantizan una afinación perfecta con una sola pasada, una vez que conozcas todas las cuerdas y el orden de las notas, afinar tu guitarra se convertirá en un proceso más sencillo.

La práctica hará el resto.

>