Las escalas de guitarra | Guía completa

Si estás empezando a tocar guitarra, de seguro habrás escuchado hablar de las escalas. Estas no constituyen una categoría musical especial dentro de la guitarra como elemento independiente, sino que son las mismas que se emplean en el resto de los instrumentos.

Dominar el proceso para tocar las escalas en guitarra no es una tarea sencilla. Es necesario dedicarle tiempo, tener paciencia y mantener siempre la mente libre de pensamientos negativos. ¿La razón? Muy simple: practicar escalas no es entretenido y se requiere mucha paciencia para dominarlas con soltura y buena digitación. Pero, y esto es algo que no debemos olvidar nunca porque es el objetivo principal, constituyen una de las técnicas principales para potenciar nuestra destreza como guitarristas.

Por suerte, existen métodos eficaces para mejorar el aprendizaje de las escalas en guitarra, como el que vamos a estudiar a continuación. Con el tiempo, dominarás las escalas y tendrás la habilidad de hacer solos a la altura y velocidad de cualquiera de tus guitarristas favoritos.

¿Qué son las escalas de guitarra?

En el sistema musical occidental los sonidos se fraccionan en intervalos formados por tonos (dos trastes) y semitonos (un traste), que es la diferencia que existe entre las notas. A su vez, un tono se forma por dos semitonos, que es la menor distancia que existe.

Para aprender de forma correcta como tocar una escala en la guitarra hay que comenzar de forma lenta y escalonada. Un buen truco es dividirlas en porciones que sean más fáciles de asimilar, de esa forma, cuando se tocan las notas de una en una, estas suenan bien y no se producen ruidos bruscos. Si llega a suceder esto último, lo aconsejable es reducir la velocidad hasta lograr que todas las notas suenen de manera fluida y con la misma duración por nota.

Una escala se divide en cinco posiciones, pero en un inicio es aconsejable comenzar solo por la primera, para de esta manera irse acostumbrando a la forma en que suenan el resto y corregirlas de ser necesario. A continuación, veremos cuáles son las escalas que debes aprender primero si estás empezando a tocar guitarra.

Escalas mayores

Las escalas mayores se agrupan de forma natural, tomando como punto de partida las siete notas musicales que todos conocemos: DO, RE, MI, FA, SOL, LA y SI. La inmensa mayoría de la música que se interpreta en Occidente se basa en la escala mayor, y el resto de las escalas descienden de esta. Esto significa que, si aprendemos bien esta escala en todas sus posiciones, digitaciones y octavas, debemos ser capaces de alcanzar las demás realizando solo cambios ínfimos en ella. Tiende a inspirar un ánimo alegre en la música.

Las escalas mayores en su totalidad están formadas por un mismo patrón: T-T-S-T-T-T-S.  En el mismo, la T representa la distancia que existe entre los tonos, o de igual forma, dos trastes; por su parte, la S se emplea para simbolizar un semitono o un solo traste. En todos los casos, las escalas mayores son diatónicas, que es una escala conformada por intervalos de segunda consecutivos.

Escalas menores

Escala menor natural

Esta escala se emplea desde la Antigua Grecia, y aunque se le ha denominado con otros nombres y funciones a lo largo de los distintos períodos musicales, en la actualidad se le llama así cuando se emplea en el contexto de la música modal o tonal. Esta escala le da un matiz triste a la música.

La escala menor se constituye al bajar un semitono a las posiciones tres, seis y siete en las notas de la escala. Se forman con el patrón de T-S-T-T-S-T-T.

Escala menor armónica

Esta escala es el resultado de la variación de la escala menor natural, lográndose así una cadencia diferente.

Se modela al subir la mitad de un tono a la nota número siete de la escala menor natural, de forma ascendente y viceversa. Se guía por el patrón: T-S-T-T-S-T-S-TM. El TM significa un tono y medio, o tres trastes dentro de la guitarra.

Escala menor melódica

Esta escala constituye una excepción en cuanto a su patrón, pues, a diferencia de las demás, varía en comparación a las escalas menores.

Posee la particularidad de que, al interpretarse en movimiento ascendente, sus grados sexto y séptimo, suben un semitono en relación a la escala menor natural, pero al descender se tocan sin variaciones, o sea, en la propia escala menor natural. Cuando se ejecuta de modo descendente, las notas se tocan de forma semejante que en la escala menor natural. El patrón está formado por: T-S-T-T-T-T-S, y en el descenso por: T-S-T-T-S-T-T.

Escalas pentatónicas

Estas escalas son, con toda probabilidad, las más sencillas de ejercitar en la guitarra, y se emplean bastante en todos los géneros musicales, por lo que se hace imprescindible aprenderlas.

Escala mayor pentatónica

El total de las escalas mayores pentatónicas se establecen al excluir la cuarta y la séptima nota de otra escala conocida: la mayor natural. El patrón de los intervalos que la forman es tono—tono—tono y medio—tono—(tono y medio). Esto significa que, en vez de poseer 1-2-3-4-5-6-7, la escala pentatónica se agrupa en los intervalos: 1-2-3-5-6.

Escala menor pentatónica

Esta es una de las escalas que más emplean los pianistas de jazz, así como en el blues y el rock. Son útiles para improvisación porque se desempeñan bien sobre algunos de los acordes diatónicos de igual tonalidad.

Para formar una escala menor pentatónica de cualquier tipo, se debe prescindir de la segunda y la sexta nota de la escala menor natural. El esquema de los intervalos es de tono y medio—tono—tono—tono y medio—(tono). Esto se traduce en que, en vez de ejecutar 1-2-3-4-5-6-7, se toca 1-3-4-5-7.

Las escalas y la música

Un buen consejo es comenzar por las últimas de las escalas vistas, las pentatónicas. Estas poseen una digitación más sencilla y se utilizan en muchos géneros musicales.

A medida que vayas fortaleciendo tu base en el conocimiento de las escalas, empezarás a notar que tus temas sonarán mejor, y que podrás tocarlos de forma intuitiva. Esto sucederá porque tu capacidad para saltar de una nota a la siguiente crecerá cada vez que ejercites una escala y, lo mejor de todo, con esta nueva preparación serás capaz de componer tus propios temas.

>